Photos by Mathew Scott

FEATURED STORY: Micaela Solís

La historia de una mujer emprendedora – ESP

Desde niña, Micaela Solís, siempre ha tenido que ser independiente. Originaria de Puebla, México, las experiencias y lecciones que ella ha vivido durante sus niñez, la han marcado en su manera de ser como empresaria y dueña de un negocio pequeño. El ser puntual, el ser atento a las necesidades de los demás, el ser amable, el ser trabajadora, y lo más importante el tener fe en Dios, la han ayudado a lograr muchos de sus sueños de infancia. 

A fines de los años 80, Micaela llegó a los Estados Unidos en busca de una oportunidad para mejorar sus circunstancias y ello lo encontró a base de sus habilidades como estilista. 

“Empecé a trabajar cortando cabello en México, yo llegué aquí hace 35 años a este país [porque] quise venir a hacer lo mismo, y tuve que ir a la escuela para poder sacar mi licencia de cosmetología y ese era mi sueño, tener un negocio para trabajar y para poder salir adelante y poder criar mis hijos.” 

Para realizar este sueño, Micaela tuvo que superar varios obstáculos que la vida le arrojó, y todavía le arroja. Sin saber manejar y sin saber inglés, Micaela se inscribió a la escuela de cosmetología para sacar su licencia, ahí por 8 horas diarias ella se esforzó y se enfocó en ser la mejor de la clase. 

Ella cuenta que, “cuando yo estaba en la escuela, mis hijos también estaban en la escuela, fue muy difícil, no fue fácil porque soy madre soltera, pero vuelvo a decir que lo que uno quiera hacer, lo hace uno; sin tomar en cuenta los obstáculos que pone la vida.” 

Al terminar la escuela, ella encontró trabajo en un salón de belleza en Glassell Park, aunque estaba feliz de poder trabajar y mantener a su familia, Micaela todavía tiene el sueño de abrir su propio salón, un lugar donde todos podían ver que sus sacrificios valieron la pena. 

Este sueño no se podría realizar de la noche a la mañana, y mientras ella guardaba dinero, ella se dedicó a cultivar una clientela que la seguiría cuando tuviera la oportunidad de abrir su propio salón, y hace 9 años esa oportunidad se presentó en el mismo barrio de Glassell Park. Después de acomodar el espacio, varias pintadas, y una buena limpieza, así nació Michelle’s Beauty Salon, un sueño hecho realidad a base de una vida entera de trabajo, empeño, y sacrificios. 

Este trabajo continúa, y Micaela sigue día tras día esforzándose para sobresalir. Aunque algunos retos son más fuertes que otros, como la pandemia de Covid que amenazó con cerrar el negocio, Micaela se mantiene positiva. 

“Nunca pensé en los obstáculos de la vida, aunque sí existen—me agarro de la mano de Dios y yo siempre he dicho que lo que quieras hacer, todo es que si tu puedes y quieres, no impide nada.”

Micaela Solís emigró a los Estados Unidos hace 35 años en busca de una vida mejor. Originaria de Puebla, México, Micaela llegó a los EE. UU. y vivió un tiempo en Glassell Park antes de establecerse en Glendale. Con el sueño de abrir su propio salón de belleza, Micaela superó muchos obstáculos y obstáculos para finalmente poder abrir “Michelle’s Beauty Salon” ubicado en Glassell Park, un vecindario que le ha otorgado muchos buenos recuerdos y amistades.

RELATED STORIES